PASO A PASO CATA
DE CHOCOLATE

Queremos transmitir a través de esta caja de degustación toda una experiencia sensorial para que disfrutes el verdadero sabor y aroma del chocolate.

Una cata de chocolate requiere algunos minutos para explorar cada tableta y como sorprende de manera individual en nuestros sentidos. Para que la experiencia sea
toda una sensación, debemos comenzar por los chocolates que sean de menor porcentaje de cacao y, entre cata y cata, debemos neutralizar el paladar ya sea con un trozo de pan blanco o agua.

Comencemos. Abre tu mente, no hay prisa, despierta tus sentidos y vamos paso a paso.

1. LEE LAS ETIQUETAS

Los envoltorios de los chocolates contienen información para conocer el contenido. Porcentaje de cacao, ingredientes adicionales, tabla nutricional y alergenos.

2. VISTA

Retira la envoltura de la tableta del empaque y verifica el color. Las tonalidades van dependiendo del % de cacao en la barra y la adición o no de leche. Debe estar brillante, color uniforme. Una tableta que se observe opaca o con cambios bruscos en los tonos de marrón, indica que fue sometida a cambios de temperatura dentro del empaque y los sabores primarios serán distintos.

3. TACTO

En este paso presionaremos el chocolate con los dedos y notaremos su estructura, desde suave a rugosa o arenosa.

4. OÍDO

Parte la tableta cerca de tu oreja y disfruta ese «crack»; al romperla. Mientras más porcentaje de cacao, y siempre que no esté sometida a calor, el crack suele ser más sonoro y palpable; las partes rotas del chocolate suelen quedar suaves y sin migas.

5. OLFATO

Con manos limpias, libres de cosméticos y perfumes, colocamos un trocito de chocolate en la palma de la mano, cerramos envolviendo con la otra mano, y olfateamos por la abertura de los pulgares.

¿Siento un aroma dulce o tostado? ¿Hay cítricos o más bien flores? Cerramos los ojos, inhalamos suavemente y enumeramos a qué nos recuerda. Igualmente podemos llevar la pieza de chocolate a catar a la boca, esperamos que se derrita lentamente, exhalamos y seguidamente inhalamos sus aromas.

6. GUSTO

Llevamos a boca una pieza pequeña, dejamos que derrita lentamente en el paladar. Con la acción del calor corporal el chocolate se irá fundiendo, mientras desprende aromas y sensaciones en el gusto.

¿Es dulce o amargo? ¿Tiene acidez marcada o imperceptible? ¿El sabor es duradero en boca? ¿El sabor es plano o hay variaciones y sorpresas? Sin duda alguna esta es la parte más compleja en la cata de chocolate.

Finalmente viene el criterio personal… ¿Me gusta? ¿Con qué lo acompañaría? ¿Descorchamos un vino, servimos un ron o encendemos un habano para acompañarlo? Esperamos que con esta guía puedas disfrutar más aun todo lo que encierra el fantástico mundo del chocolate.