Diseño emocional: la envoltura de una experiencia sensorial

La envoltura de una experiencia sensorial

Un side project es algo que realizas con el entusiasmo a mil; te motiva, lo encuentras placentero, le dedicas un tiempo importante y termina convirtiéndote en una especie de recompensa. Cuando interactuán lo que disfrutas y las habilidades en marketing, los proyectos paralelos tienen rentabilidad: producen un beneficio que compensa la inversión y/o el esfuerzo hecho, puede ser monetario, divulgativo o meramente personal. Normalmente ocurre cuando terminas el trabajo, cuando es visto por el público, cuando cala.

Muchísimo entusiasmo fue lo que generó en mí, un proyecto de ilustración al que fui llamada. Me quedo corta solo catalogándolo como ilustración, porque desde mi pensamiento como diseñadora, suelo ver sistemas y conjuntos; es más bien un producto de consumo enfocado en la identidad, en el que yo intervine para completar la experiencia sensorial, desde la perspectiva del diseño emocional. 

El producto es un tándem magnífico: un chocolate con cacao venezolano, reconocido como el mejor del mundo, y saní, la especia más merideña (gentilicio en los Andes venezolanos) y tímida, casi no es conocida pero hay quienes están dedicados a proyectarla. El chocolate es elaborado por Mantuano Chocolate, dedicados a hacer barras, que se caracterizan por una envoltura en la que varios artistas y diseñadores han dejado su impronta. El grupo Andinos Bistró consolidó el carácter de la barra con el saní que ellos procesan. Una dupla de marcas que se esfuerzan en trabajar adecuadamente cada ingrediente e impulsar la identidad nacional y regional. 

Creo importante puntualizar en dos aspectos. El cacao, es emblema en Venezuela, es un muy buen embajador reconocido en el mundo entero; a juicio de muchos puede ser el producto del nuevo país por construir. El saní, es la semilla de las flores amarillas del nabo, muy características de las laderas del páramo merideño, procesado en casas de los pueblos andinos, suele comerse con papa y aún no se comercializa. 

Me incluyo en el proyecto y el tema no se me hace ajeno por dos razones: en saní es confort food para mi, en mi familia siempre lo comemos desde que tengo uso de razón; y en mi coqueteo por el mundo del food design, he entendido que las emociones so claves en el éxito de un producto. Así que pongo en marcha la estrategia, le asigno una historia a la ilustración, dispongo en ella lo elementos claves que identifican el escenario «paramero» y dibujo un personaje: Mamá Pancha, mi bisabuela, una andina de cepa, corajuda y soltera que cosechaba trigo, recogía papas, tostaba las semillas y hacía saní. El vínculo emocional se hizo presente en todos los integrantes del equipo, adoptamos de Mamá Pancha. El discurso se apoya en elementos que refuerzan nuestra identidad, conmovió a un público, más que empapado del chocolate y la gastronomía: ahí validé que la experiencia sensorial y sentimental se había logrado correctamente. El side project en ese momento generó sus beneficios.

El chocolate con saní y su empaque ilustrado se traduce en una experiencia sensorial bastante completa:

  • Visual: la ilustración, el brillo de la barra.
  • Háptica: la textural del papel, los 100g.
  • Gustativa: el chocolate con saní. 

Las dimensiones del diseño emocional se despliega en:

  • Visceral: el placer sensorial.
  • Conductual: ofrece lo qué es y lo que representa.
  • Reflexivo: la identidad y la emotividad del discurso.
La selección adecuada y el correcto uso de las múltiples herramientas del diseño, son garantía de productos con cabida en el mercado y que se posicionan en la memoria y el corazón de las personas.
Chocolate con leche con Avellanas de www.mantuanochocolate.es
Chocolate Oscuro con Café de www.mantuanochocolate.es
Chocolate Oscuro con Ají Picante de www.mantuanochocolate.es
Chocolate Oscuro 70% de www.mantuanochocolate.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *